Reto 2: construir un sistema de gobierno participativo

imagenforo_10El segundo de los retos sobre los que se debatió en el Foro de Metodologías Participativas fue: «construir un sistema de gobierno participativo, que no sólo permita sino que potencie los procesos participativos».

Algunos de los obstáculos que se identificaron fueron los siguientes:

  • Se parte, en ocasiones, de un concepto pasivo de la participación, esperando que las preguntas y las posibles respuestas vengan dadas.
  • Hay una falta de hábitos participativos, demasiada comodidad.
  • Los procesos participativos no suelen acabar con la implementación de sus resultados, lo que conlleva la frustración de la ciudadanía hacia la participación.
  • La administración está muy burocratizada en sus procedimientos. Es muy rígida, tanto estructural como culturalmente.
  • En el sistema convencional, el poder estaba muy concentrado, lo que ha generado notables inercias.
  • Los actores sociales con más poder oponen resistencias a las prácticas de participación.
  • El capitalismo resulta incompatible con la democracia participativa.
  • La clase política, en general, no tiene interés en nada que no dé frutos en menos de cuatro años. No cree en la participación y no le interesa promoverla.
  • La demanda de participación no es suficiente.
  • Lo institucional descabeza los movimientos sociales, produciendo desmovilización.
  • Hay una cultura de la inmediatez, en la que se esperan resultados rápidos.
  • Existe una concepción disociada de pueblo y administración.
  • Se detecta verticalidad incluso en el movimiento asociativo y sindical.
  • Existe una cultura mayoritariamente delegativa por parte de la ciudadanía.
  • Hay un modelo imperante de partido político cerrado, como un cuerpo extraño en la sociedad.
  • Hay falta de democracia, incluso representativa, en la Unión Europea.
  • Los partidos de la nueva política temen ser desbordados por la ciudadanía.

imagenforo_3

Frente a ellos, hay algunas acciones y estrategias de trabajo que nos pueden ayudar a abordar el reto que perseguimos:

  • La existencia de proyectos auto-gestionados.
  • La formación en materia de participación.
  • El hecho de que algun@s agentes de la nueva política apostaron por la participación.
  • La crisis humanitaria y medioambiental.
  • Se empiezan a valorar todas las opiniones, también las de la gente ‘menos preparada’.
  • El crecimiento del peso de la economía social.
  • El establecimiento de protocolos y procedimientos de participación.
  • La articulación de espacios (y tiempos) para encuentros transversales y el trabajo en red.
  • La integración de comunidad y gobierno.
  • La apertura de las tradiciones políticas de izquierdas.
  • El desarrollo de la inteligencia cooperativa, superando el modelo competitivo.
  • La ruptura con el modelo clásico de partido político.
  • El relevo generacional.
  • El crecimiento de medios de comunicación autogestionados, que difunden la cultura la participación.
  • Las migraciones, que producen multiculturalismo y diversidad de perspectivas.
  • El cambio de las estructuras de las instituciones.
  • Algunos ‘freakies’, que desde las instituciones se salieron de la norma.
  • La expansión de la conciencia del bien común, el despertar de lo colectivo.
  • La desobediencia, la rebeldía de muchas ‘Rosa Parks’.
  • El mundo académico de las metodologías participativas, que baja al mundo real sus prácticas.
  • El cambio educacional hacia modelos participativos.
  • La participación como derecho.
  • La visibilización de iniciativas participativas exitosas.
  • El fin de los liderazgos individuales.

imagenforo_12

Para acceder a las notas completas de este grupo de trabajo, pincha aquí.