Las conclusiones del taller de gestión de conflictos

Los conflictos suelen considerarse un fenómeno negativo, pero si ampliamos la mirada y observamos la evolución dinámica y compleja de los grupos, nos damos cuenta de que los conflictos funcionan como motor de la evolución y, en general, cuando logramos una regulación satisfactoria de los mismos, salimos reforzados de la experiencia.

Los conflictos son inevitables y necesarios. El conflicto es inseparable de la diversidad y de la vida. Donde hay homogeneidad no hay conflicto, no hay tensión, pero tampoco hay movimiento. El objetivo no es eliminarlos o evitarlos sistemáticamente, sino saber encauzarlos. Lo importante es saber que para que haya crecimiento y maduración de las personas y grupos son necesarios los conflictos, son una ocasión de toma de conciencia y cambio. El objetivo es resolver los conflictos obteniendo mejoras para cada una de las partes, donde no hay ganadoras y perdedoras sino donde todas las personas ganamos.

Lo importante es cambiar nuestra actitud de evitar los conflictos, para acercarnos a ellos con interés y curiosidad. Este esquema de los diferentes niveles en los que se expresa un conflicto nos ayuda a mirar más allá de lo visible y explícito en un conflicto, y profundizar en búsqueda de información que nos puede resultar útil no sólo para abordarlo y transformar la situación, sino para nuestro aprendizaje y crecimiento personal o colectivo.

Pasos para la gestión del conflicto

  • Crear una atmósfera propicia de seguridad y confianza. A veces hay que trabajar con las partes por separado para a posteriori hacerlo en reuniones conjuntas.
  • Clarificar percepciones, aclarando malentendidos y exponiendo las diferencias de percepción.
  • Distinguir entre posiciones, intereses y necesidades (posiciones e intereses son negociables, las necesidades no son negociables). En conflictos estructurales, no siempre es posible satisfacer las necesidades de todas las partes siendo necesario cambiar la estructura conflictiva para resolver el conflicto. A su vez, a las personas nos cuesta reconocer nuestras verdaderas necesidades, apoyar el proceso.
  • Aprender a gestionar nuestras emociones y la respuesta que damos a las emociones de los demás.
  • Fomentar los elementos conectores: el “nosotros/as” en lugar del “tú vs. yo”.
  • Proyectarse hacia el futuro, reconociendo y aprendiendo del pasado.
  • Fomentar el lenguaje de la responsabilidad como alternativa al de la culpa: facilitar la reconciliación.
  • Identificar y desarrollar cambios factibles gradualmente.
  • Si es posible, desarrollar acuerdos verbales o escritos aceptados por todas las partes afectadas.

Fortalezas y potencialidades de las metodologías participativas en el manejo de conflictos

  • Tomar conciencia, visibilizar lo oculto y practicar la escucha activa.
  • Visionar el conflicto como oportunidad.
  • Responsabilizarte de tu rango y poder para ponerlo al servicio de la comunidad.
  • Permite:
    • Tener en cuenta todas las partes y dar voz
    • Conectar con la emoción
    • Fortalecer el grupo
    • Llegar a acuerdos (por mínimos que estos sean) sostenibles y resilientes.
  • Favorece la implicación del grupo.
  • Flexibilidad y creatividad.

Dificultades y soluciones de las metodologías participativas en el manejo de conflictos

  • Exige tiempo (y paciencia). Solución: entender la participación como proceso.
  • La participación vista como resultado y no como proceso.
  • Mantener el compromiso y la implicación.
  • Falta de herramientas (entrenamiento).
  • Falta de conocimiento (teoría y experiencias). Solución: espacios de socialización en la diversidad, el conflicto y la participación.
  • Resistencia. Solución: aprendizaje gradual (estrategias complementarias) y flexibilidad.
  • Requiere conocimiento y gestión de los procesos internos individuales.
  • Cómo entiende cada persona la comunicación en un proceso participativo/grupo.

En este documento se pueden consultar y descargar las conclusiones completas de este taller y el trabajo que realizó el grupo durante el Foro de Metodologías Participativas.